10 recomendaciones para teletrabajar de forma segura

Es cierto que muchas organizaciones tienen asimilada la capacidad de teletrabajar por motivos diversos y complementarios como:  el ahorro de costes, la flexibilidad laboral, la mejora de la productividad y promover la conciliación familiar; esa posibilidad se ha convertido, en las últimas semanas, en una verdadera necesidad. Obligados, sin lugar a dudas, por el confinamiento sobrevenido por el COVID-19.

Garantizar la seguridad se ha convertido en un factor esencial, ya sea con el control de la participación en las reuniones o el almacenamiento de las grabaciones de vídeo de las mismas, entre otras medidas. Así, la seguridad a la hora de colaborar es y debe ser mucho más que eso.

En este sentido, es necesaria una concienciación sobre el empleo de las herramientas tecnológicas en nuestro día a día; y sobre cómo manejamos tanto la información como nuestros dispositivos.

¿Cuánto se teletrabaja en España? ¿Tenemos cultura de teletrabajo?

Según los últimos datos de EUROSTAT, el porcentaje de españoles que ocasionalmente teletrabaja es de tan sólo un 3,5%, frente al máximo del 31,3% de Suecia o la media Europea del 10,8%.

Si cambiamos los parámetros del estudio (el enlace nos permite jugar un poco con la consulta en tiempo real, en análisis por franjas de edades, modalidad laboral o división por sexos), y ahora nos ceñimos a los que lo realizan habitualmente, los resultados mejoran: España 4,8%, Holanda y Finlandia comparten el máximo del 14,1%, y la media europea se queda en el 5,3%.

Aunque no se dispone todavía de cifras oficiales actualizadas sobre el impacto real de COVID-19 en el teletrabajo, es fácil imaginar que las cifras se habrán disparado. Inmersos todos en un escenario que va a marcar un antes y un después en nuestros hábitos sociales y laborales. Y ahora es el momento de plantearnos una oportuna reflexión: ¿Tenemos cultura de teletrabajo?

Educación universitaria en línea

Nuestras recomendaciones: Piensa seguro y actúa de forma segura.

El teletrabajo rompe muchas barreras para facilitar la actividad, allá donde la tecnología pueda darnos la cobertura necesaria. Pero también nos debe hacer reflexionar sobre determinadas políticas, prácticas y procedimientos; por su impacto en la seguridad y la privacidad de la información que manejamos. Es el momento de convertirnos en profesionales de la privacidad mientras trabajamos desde casa.

  1. ¿Tienes datos personales o de clientes almacenados en tus archivos, carpetas o correo?
  2. ¿Todavía los necesitas o puedes eliminarlos, y así ayudar a reducir el riesgo de la empresa?
  3. ¿Dispones de una herramienta o sitio que interactúe con datos personales? Quizá debas verificar los permisos para asegurarte de que no estén abiertos y accesibles para otros usuarios, ya sea un equipo compartido en familia o con otros compañeros de tu mismo equipo de trabajo.
  4.  ¿Has empezado a trabajar en un nuevo proyecto o lanzamiento? Contacta cuanto antes con el equipo responsable de privacidad y seguridad, para recordarles la conveniencia de una revisión de parámetros, o incluso consideraciones sobre el propio diseño.
  5. Comunícate cuidadosamente: aprende a compartir datos confidenciales en Outlook, Teams, conversaciones de Yammer, etc. y comprende qué herramientas de colaboración son las que debes usar para diferentes proyectos.
  6. Considera la configuración de privacidad de cualquier dispositivo de los llamados “asistentes digitales” que uses en tu hogar (Alexa, Siri y Google Assistant), y utiliza tu mejor criterio cuando tengas conversaciones de trabajo sensibles cerca de esos dispositivos.
  7. Utiliza auriculares o trasládate a un espacio privado en tu casa cuando discutas sobre proyectos sensibles o compartas datos personales.
  8. Echa un vistazo a las características de protección de privacidad en Teams. Puedes desenfocar tu fondo y revisar tus canales para ver si deberían ser privados. No permitas que un espacio de trabajo desordenado te impida hacer conexiones personales con tu equipo, mientras estás teletrabajando.
  9. ¿Has enviado un correo electrónico con datos personales al cliente equivocado? ¿Has detectado un error que podría permitir el acceso a datos confidenciales? Habla con los responsables técnicos de tu organización que seguramente te podrán echar una mano.
  10. ¿Tienes activado un sistema de doble comprobación de identidad para acceder a tu cuenta? El doble factor de autenticación (MFA) es una práctica habitual para muchos servicios online, que consiste básicamente en recibir una clave por SMS en tu móvil como refuerzo de seguridad.

No cabe duda de que los procesos de transformación digital se han acelerado en muchos entornos profesionales, en cuanto a la adopción del teletrabajo; pero hay una serie de recomendaciones o buenas prácticas como éstas que conviene revisar e interiorizar.

No todas las empresas tienen asumida una cultura en torno a esta actividad. ¿Es acaso vuestra situación?

mariel-dominguez-microsoft

Mariel Domínguez González

Directora de la unidad de negocio Microsoft en Seidor

Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología entró en Seidor en el año 2010 como Desarrolladora de Negocio especializada en Software Microsoft.

Tras varios años de experiencia en ventas en el propio fabricante, pasó en 2012 a liderar el equipo de preventa especializado en Software Microsoft, transformándolo, con el paso de los años, en un equipo con un modelo de venta consultiva compuesto por vendedores especializados en proyectos Microsoft y perfiles especializados en Licenciamiento.

Este nuevo modelo permitió a Seidor asentar unos cimientos sólidos sobre los que trabajar, y posicionarse como uno de los socios más estratégicos del ecosistema de Partners de Microsoft. 

uso de cookies
SEIDOR utiliza cookies propias y de terceros con el objetivo de conocer y medir la actividad en la web, elaborar perfiles de navegación de los usuarios y detectar mejoras. Por ello, te solicitamos tu permiso expreso. Puedes acceder a más información del uso y de configuración de las cookies en nuestra política de cookies pulsando aquí.
aceptar Rechazar
X
contactar