IBM i: la navaja suiza de los sistemas operativos

Las relaciones de los usuarios con los sistemas operativos suelen ser de largo plazo. Sobre todo si hablamos de entornos domésticos y ordenadores personales. Otra cosa distinta es el mundo de los sistemas profesionales. La evolución del hardware, la necesidad de integrar tecnologías de diferentes proveedores, la complejidad creciente de las aplicaciones corporativas y la evolución de las arquitecturas hacia la nube a través de entornos virtualizados ponen a prueba los sistemas que funcionan en el corazón de los entornos mainframe. Pese a ello, aunque los clientes cambien de entorno con el paso del tiempo, hay uno que lleva más de una década asentado como líder: IBM i.

Evolución del clásico AS/400, es difícil definir si IBM i es un sistema operativo dotado de una base de datos integrada o si es una base de datos incorporada a un sistema operativo. De hecho, podríamos decir que es mucho más que eso. En esta plataforma se unen un potente sistema operativo con una base de datos relacional, una capa de virtualización, un sistema transaccional y servidores de aplicaciones. Todo en uno.

La versatilidad, flexibilidad y diversidad que encontramos en IBM i, que ha llegado ya a su versión 7.4, lo han convertido en el líder indiscutible, durante doce años consecutivos, del ranking ITIC en lo que se refiere a confiabilidad y disponibilidad. Un verdadero récord.

Las claves diferenciales de IBM i

¿A qué se debe la consistencia de esta plataforma y su gran utilidad para las empresas? Quizás el motivo más importante sea que se ha convertido en una inversión de futuro. No limita las capacidades de los usuarios ligando el entorno a un hardware propietario, sino que entiende las necesidades del mercado para adaptarse a él e incorporar herramientas y aplicaciones que resuelven aquello para lo que otros necesitan diferentes soluciones independientes. En definitiva: baja complejidad, autonomía y rentabilidad son sus tarjetas de presentación.

IBM destaca cinco aspectos clave en la versión 7.4 de IBM i:

1) La incorporación de Db2 Mirror for i. Esta solución permite que se emparejen dos sistemas y que se ejecuten como un par activo-activo. Como consecuencia, la base de datos incorporada a IBM i puede ser operada por dos sistemas independientes al mismo tiempo. Además, dicha base de datos se actualiza de forma automática en ambos sistemas cuando se produce un cambio en los registros.

 

file

2) Su elevado nivel de seguridad. En IBM i no es posible ejecutar acciones que no se hayan predeterminado previamente, lo que impide que invocaciones no autorizadas o programas troyanos, por ejemplo, se ejecuten sin permiso. Esto evita la necesidad de que las aplicaciones tengan que desarrollarse con componentes integrales de seguridad.

3) La integración con software de código abierto. Cada vez es más corriente trabajar con aplicaciones que corren sobre entornos open source, como Linux. IBM i no pone trabas a esto; es más, es el sistema que mejor se integra con este ámbito y lo hace de forma sencilla. Además, la compatibilidad también alcanza a los lenguajes de programación como R o Python, cuya nueva versión soporta perfectamente. Esto último es importante sobre todo porque campos como las aplicaciones de IoT (Internet of Things), las desarrolladas para móviles y las webs se basan en aquellos.

4) Virtualización de múltiples cargas de trabajo de manera simultánea. Esta habilidad convierte lo que parece una solución más costosa en todo lo contrario, puesto que IBM i ofrece las funciones de varios sistemas y aplicaciones en un único entorno que, además, requiere menos atención y mantenimiento.

5) Protección de la inversión. IBM i está desarrollado “a prueba de futuro”, pero también de pasado. A diferencia de otras alternativas, su grado de retrocompatibilidad es tan alto, a pesar de la evolución de los equipos en los que opera habitualmente (como los servidores Power), que algunas aplicaciones desarrolladas en los 80 siguen funcionando sin problemas en la versión 7.4. Además, se incorporan continuamente mejoras y el soporte está garantizado para muchos años. Apostar por IBM i no es depender de un hardware o de un único fabricante.

Diversidad de herramientas

Con el adecuado asesoramiento de un proveedor como Seidor-Saytel, es posible configurar, en torno a IBM i, toda una suerte de soluciones preparadas para afrontar los mayores retos de las infraestructuras tecnológicas de una compañía.

Además de DB2, IBM i incorpora PowerHA SystemMirror, una solución de clústeres de disco que facilita el intercambio entre sistemas, la continuidad de negocio y la recuperación ante desastres. Completan las herramientas destacadas Live Partition Mobility, para trasladar cargas de trabajo operativas de un servidor a otro, y HyperSwap, una solución de alta disponibilidad.

La automatización de tareas también es posible afrontarla con el máximo rendimiento gracias a la combinación con RedHat Ansible, que permite ejecutar acciones repetitivas en diferentes sistemas operativos de manera coordinada. Por último, alrededor de IBM i y con máquinas Power Systems podemos configurar un entorno de alta disponibilidad que, según ITIC, en 2019 solo registró una media de 1,54 minutos de inactividad por servidor y año.

Si estás considerando que ha llegado el momento de cambiar de sistema operativo para tu infraestructura TI, IBM i es la gran alternativa que te permitirá cubrir tus necesidades presentes y futuras.

Herramientas Seidor
file

Nicolae Chirea - Arquitecto de sistemas en Seidor

Con mas de 20 años de experiencia trabajando con sistemas IBM Power y almacenamiento IBM ha participado en la implantación de soluciones de alto valor  en grandes empresas nacionales e internacionales. Además del reconocimiento de los clientes su actividad esta acreditada con mas de 20 certificaciones técnicas de IBM y RedHat y ha sido nombrado como único IBM Champion para sistemas Power en España para el año 2021. 

uso de cookies
SEIDOR utiliza cookies propias y de terceros con el objetivo de conocer y medir la actividad en la web, elaborar perfiles de navegación de los usuarios y detectar mejoras. Por ello, te solicitamos tu permiso expreso. Puedes acceder a más información del uso y de configuración de las cookies en nuestra política de cookies pulsando aquí.
aceptar Rechazar
X
contactar